Archivo de la categoría: Cuaderno de Campo

¿Podemos tomar los medios de producción de la escritura?

¿Es posible la sinautoría en la producción literaria? O lo que es lo mismo ¿puede un colectivo de personas escribir un libro?

Una de las grandes preguntas que nos hicimos al comenzar esta investigación fue ésa. ¿Podríamos extrapolar las potencias de la sinautoría para que lo que hemos aprendido para el cine, lo pudiéramos poner en juego para crear colectiva, horizontal e inclusivamente haciendo uso de otras artes o medios de producción culturales?

Nos desafiaba sobremanera hacerlo en la literatura. Porque una de las fundadoras de CsA era escritora (no cineasta).  Había pues que pasar a analizar el modelo de producción de los libros, de la literatura, como habíamos hecho con el del cine.

El vínculo con  La Oveja Roja y con Contrabandos  nos permitía descubrir que se estaba poniendo en riesgo la producción de escritura y la propia diversidad librera (la bibliodiversidad). También nos permitía descubrir que existía un movimiento que hilaba, desde los manifiestos de ODEI y los 451, evidencias de nuevos modelos para continuar produciendo libros, que posibilitarán pensamiento (y no solo el mercantilizable).

¿Qué significaba la edición independiente, autónoma, política, contrahegemónica? ¿Cómo todo ese modelo de producción era o no tenido en cuenta por autorxs, cuyas obras eran contenidas en esos contenedores tan ignoradamente determinantes?

Comenzaremos recogiendo cómo un colectivo obrero, @cocacolaenlucha, que sí hizo uso de las redes sociales para conformarse, ha podido usar de las prácticas sinautorales para escribir su lucha. Una narración polifónica, se convierte en una “autobiografía colectiva”: una primera persona que permite a un sujeto colectivo contar la lucha que sostiene.

No tenemos dudas de que las potencias de la sinautoría se han puesto en juego: ese decirlo todo, ese suicidar todo el rato las posiciones de poder y por ultimo, la voluntad de redefinir que es una obra, su vínculo con el hacer mundo.  Todo eso ha jugado a favor de este proceso, legitimando la toma de la palabra, la ocupación de la palabra escrita desde la transcripción de relato oral. Relato oral ensamblado en una línea de tiempo. Y todo ello sostenido por una asamblea de trabajadores y trabajadoras más quienes aportábamos la “sinautoría” y la técnica de hacer libros, y todo ello puesto al servicio de izar-nos a lo real, de que los sujetos excluidos de la producción cultural, la hagan suya.

Poco a poco pues, desde aquí, reflexionaremos sobre cómo “Somos @cocacolaenlucha” se convierte en un libro ¿para consentirnos?

 

 

Anuncios

2015: una prórroga y una convocatoria

En esta residencia nos quisimos preguntar qué podría suponer la sinautoría más allá de la práctica sinautoral que hemos pensado y hecho tanto en CsA. Sabíamos que el significado no podría producirse si no sucedía. Porque la sinautoría es un acontecimiento. Y una de las cosas que viene un tiempo pasándonos es que nos preguntamos: cuándo al fin seremos un modelo de producción y no una metodología de un colectivo concreto que no quiere ser artista de su propia creación. Por eso, celebramos que iniciamos 2015 pudiendo volver a pensar en eso con más personas. Y ver si nos ponemos al menos algunas a además hacerlo. Dentro de la exposición que alberga el MNCARS bajo título “Un saber realmente útil”. El asunto de la replicabilidad de lo sin autoral más allá de Cine sin Autor es lo que está en juego. Eso y cómo atravesar a la educación formal, la universal y obligatoria, con nuestras prácticas. Es una ambición muy grande. No tenemos prisa. Seguir leyendo 2015: una prórroga y una convocatoria

4. Sinautoría y educación: explorando la hibridación

Desde Cine sin Autor queremos debatir los alcances y límites que tiene producir cine bajo la lógica de la sinautoría en la educación. Para CsA es fundamental crear un prototipo de intervención de Cine sin Autor en la Educación formal. A las espaldas CsA tiene tres procesos de película dos en secundaria ¿De qué? y +101 y una en primaria “Locura en el colegio” y un recorrido en el mundo universitario que nos alegra por su autonomía y sentido. 

Seguir leyendo 4. Sinautoría y educación: explorando la hibridación

3. De los nodos a los ejes.

Descartados los testimonios,  volvimos al proyecto presentado (CDC0.PI CsA MNACRS) para tomar impulso. Allí leímos:

“Nos gustaría hacer un esfuerzo riguroso y pormenorizado que acompañe la definición de lo que la sinautoría estaría poniendo en juego en relación a las prácticas artísticas y los debates culturales. Elaboraremos por tanto unos nodos recurriendo para pensarlos a lecturas de una pequeña bibliografía de textos, los testimonios (las experiencias personales) y obras. Desde esas detonaciones provocaremos asambleas de diálogo con grupos heterogéneos de gentes…”.

Seguir leyendo 3. De los nodos a los ejes.

2. Del banco de testimonios a las colectividades productoras

En noviembre de 2013, nos adentramos en el abordaje de los testimonios. Recuperar el valor que las personas integrantes de las diferentes colectividades de CsA daban a haber participado de las películas (o filmografias progresivas) que hemos hecho en estos seis años… fue un motivo fundamental para iniciar esta residencia de investigación. Sin embargo ese banco de testimonios, nunca lo íbamos a crear. Al primer encuentro con nuestra primera colectividad todo se fue al carajo.

Seguir leyendo 2. Del banco de testimonios a las colectividades productoras

1. Atreviéndonos a pensar un agujero negro.

A partir de la resolución del proyecto a favor de nuestro proyecto por parte del MNCARS, desde octubre de 2013 un grupo del colectivo formado por María Bella, Gerardo Tudurí, Lavinia Pastore y Eva Fernández nos propusimos imaginar cómo podíamos materializar el proyecto concedido. Todo el tiempo planeo sobre nosotrxs una duda, si no debíamos, marcados unos cuantos procederes, solicitar una Sala al Museo y comenzar a formar una colectividad con la que sinautorar la residencia.

Seguir leyendo 1. Atreviéndonos a pensar un agujero negro.

0. Csa en el MNCARS hasta nuestra residencia

En dos ocasiones Cine sin Autor había formado parte de dos residencias del Reina Sofia, en los años 2012 con el Colectivo Subtramas, y realizando una película de Cine sin Autor “Amor del revés” en la Residencia “Mínimo común múltiplo” que Marta Malo y Devora Ávila, disfrutaron en 2013. Fue entonces cuando nos decidimos a presentarnos a la convocatoria. Adjuntamos aquí el proyecto completo para su lectura.

CDC0.PI CsA MNACRS

Seguir leyendo 0. Csa en el MNCARS hasta nuestra residencia