3. De los nodos a los ejes.

Descartados los testimonios,  volvimos al proyecto presentado (CDC0.PI CsA MNACRS) para tomar impulso. Allí leímos:

“Nos gustaría hacer un esfuerzo riguroso y pormenorizado que acompañe la definición de lo que la sinautoría estaría poniendo en juego en relación a las prácticas artísticas y los debates culturales. Elaboraremos por tanto unos nodos recurriendo para pensarlos a lecturas de una pequeña bibliografía de textos, los testimonios (las experiencias personales) y obras. Desde esas detonaciones provocaremos asambleas de diálogo con grupos heterogéneos de gentes…”.

Necesitabamos detonar asambleas, y encontrar los “nodos de pensamiento” que las convocarán.  Volvíamos a buscar cual sería nuestro agujero negro, abierto en el museo a cualquiera. Pero  ¿cómo compartir la sinautoría con “cualquiera”?, ¿por qué la gente quería ponerse a pensar?, ¿quiénes eran esas personas que podríamos encontrar?

María lo describía así en un correo electrónico de diciembre de 2013:

Lo que a mí me pasa es que para pensar las personas necesito tener más claro, o en forma más concreta, las distintas capacidades que alberga la sinautoría. Para mí, sin resolver esto, o al menos a medias, me resulta difícil pensar por qué invitar a unos y no a otros o cuáles serían aquellos más válidos o interesantes para el ejercicio”.

Así que en diciembre María nos presenta un esbozo de nodos que pronto trabajamos en común. De hecho presentamos ya aquí un documento que ha sido retrabajado con Gerardo y Eva y Lavinia:

El asunto del poder y las formas de participación:

La sinautoria como teoría que posibilita una práctica se propone intervenir en nuestra contemporaneidad para problematizar sobre las formas en las que se ha ejercido el poder históricamente y cómo su incorporación ha ido modelando las formas de producción artística, su intervención en lo social y afección en nuestras formas de vida. La práctica de cine sin autor parte precisamente de la ruptura con cualquier figura de propiedad y de autoridad, específicamente con la figura del autor, posibilitando la emergencia y posterior exploración de un nuevo lugar de enunciación. Foucault ya especuló en los 70 en este respecto “We must locate the space left empty by the author’s disappearance, following the distribution of gaps and breaches, and watch for the openings this disappearance uncovers”… “In writing, the point is not to manifest or exalt the act of writing, nor is it to pin a subject within language; it is, rather, a question of creating a space into which the writing subject constantly disappears” (Foucault, 1980, p.121)

La sinautoría interviene en la contemporaneidad para interrumpir los modelos de participación heredados.

Para diluir la frontera creador receptor. No pretende dignificar al receptor, asumiendo el hecho de que hasta muy recientemente no se le había validado como parte constituyente del proceso artístico, lo que pretende es abrir un nuevo espacio de enunciación compartido. En este nuevo lugar lo que se constituya será autorizado por todos en igualdad de condiciones. Se inaugura un lugar donde lo colectivo puede (la colectividad opera) operar desde la libertad que se conceden los individuos mutuamente y la creatividad como primera instancia desde la que ponernos a funcionar.

En este sentido CsA ofrece una práctica de creación en colectividad modelizada, ofrecemos un artefacto que ha funcionado distinto, para que desde otras disciplinas sea mirado y reencarnado o utilizado…

El asunto de las formas de vida y su afectación:

La sinautoría como concepto “filosófico” interviene en la contemporaneidad para vincularnos estrechamente a las sensibilidades y modos de vida de nuestro presente, a nuevas formas de sociabilidad. El Colectivo Situaciones, pero no solo ellos, reconocía en una conversación con Pál, el conflicto que existe entre el gusto filosófico por crear conceptos y la relación, de cercanía y de distancia, que hay entre los conceptos y los modos de vida. Es decir:  “existe un espacio problemático entre sensibilidades y modos de vida que se van creando, que requieren un compromiso en tanto proceso, y la evaluación y creación de conceptos.”

El asunto de la asamblea:

En este sentido la sinautoría como concepto está estrechamente vinculado a sensibilidades y modos de vida que forman y deforman hoy más que nunca nuestras formas de sociabilidad. CsA lleva más de siete años explorando formas asamblearias de producción artística, social y de vida. Antes de que surgieran formas de agenciamiento resilientes recientes como el 15 M o las mareas ciudadanas donde la asamblea se constituye como potencia. Para CsA, la asamblea que se pone en práctica en este caso, es un ejercicio de parrhesia socrática en la que el evento de la palabra es un ejercicio de “truth-telling” en el que se practica el cuidado de uno mismo y el cuidado por el otro. (revisar los masculinos)

El asunto de la pedagogía del vacío:

La sinautoria interviene en la contemporaneidad para defender el derecho a disponer de una pedagogía temprana (pedagogía del vacío que nos permita explorar nuestro imaginario social). La creación como capacidad rechazaría en este caso su condición depredadora y precarizante actual. En lugar de utilizarse como instrumento de lucha y competitividad puesta al servicio de los regímenes del Mercado y de un estado público en peligro, ésta se entendería como aprendizaje (capacidad) inherente a la propia vida como parte de la evolución, de la socialización y de la formación de identidad de cada individuo y de las comunidades y de las colectividades. La sinautoría, en este sentido, vendría a defender en última instancia la capacidad y el derecho de desarrollar imaginario social a lo largo de una vida.

Lo que supone que la enseñanza de lo artístico o lo creativo, se convertiría, no en una especialidad profesional casi siempre universitaria, sino en una “disciplina” integrada en la educación y vida del individuo desde los inicios: diríamos que dicha capacidad llevaría implícita el derecho a aprender a ser críticos, etc. Sobre esto decir que las cualidades artísticas se han incorporado a las tecnologías del mercado a través de las industrias culturales, están convirtiendo el arte en un producto para el ocio, la participación en una forma de consumo. El arte como cualidad competitiva en el trabajo, la participación como dictadura que genera solo valor en el mercado de consumo. A su vez se han precarizado nuestras formas de vida desde el proyecto europeo reciente que quiso reivindicar la manera autónoma y libre de la vida del artista como el ideal a alcanzar sin darnos cuenta de la precarización que esto ha supuesto. Si relacionamos creación con imaginario social esto supone hacer una intervención con la que renovar el compromiso pedagógico respecto a un mundo por venir.

El asunto de nuestro compromiso con el momento presente:

No tenemos sólo un compromiso pedagógico, tenemos un compromiso de construcción desde ya que va vinculado a la crisis sistémica y al cambio de época.

Vivimos tiempos constituyentes y/o destituyentes, y un asunto nos apremia: la capacidad predatoria del modelo económico y social se acompaña de la exclusión de la gran mayoría de la población mundial de la producción de cultura –entendida ésta como la facultad de habitar el mundo y transformarlo-. Nos excluyen de la posibilidad de escribirnos, de representarnos y por tanto, de hacernos con nuestra propia vida. Porque cuando al arte se ha centrado en la ganancia, en el mercado se ha abandonado su potencia como transformador social, generador de riqueza… . Vivimos inmersos en una cultura que no ya no manejamos, que no nos dignifica –dónde están nuestra cultura de la pesca, el gusto por los aperos-… Esto nos vacia de la capacidad de transformación sobre la realidad… y también sobre el arte. Reivindicamos un uso social del arte (como mar, como vida, como tranformaciòn de la vida). Y para ello creemos que debemos tomar partido cada quien desde donde lo hacemos… los propios cuerpos/la vida en juego/la honestidad. Necesita verse acompañada de un cambio productivo real… Se inaugura un lugar donde lo colectivo puede (la colectividad opera) operar desde la libertad que se conceden los individuos mutuamente y la creatividad lo creativo como primera instancia desde la que ponernos a funcionar.

Probar que es posible crear desde otros, y no solo posible sino necsario ¿qué derecho tenemos decía helena de que todo el mundo tenga que hacer cine?

Tras esta estructuración, nos dimos la navidad para que cada quien del todavía dispositivo autor de esta residencia, pensará muy bien qué quería hacer y con quiénes y dónde y cuándo. 

Visto con distancia estabamos tirando de la metodología de CsA y como en las películas nos preguntamos honestamente ¿tú qué residencia harías?…

Los ejes ya no tuvieron ese tono común del texto anterior si no que comenzaron a diferenciarse (algunos eran más pensar en hacer cosas en el museo, otras más pensar con otros).

A la vuelta de Navidad tuvimos muchas reuniones para poner en común y escoger que podríamos acometer juntos y algunos de los ejes quedaron en estado embrionario, otros fueron desarrollándose…

Los cuatro ejes fueron según un resumen de María en un correo del 20 de enero de 2014:

Eje parresia: analiza si lo que se pone en juego en la asamblea sin autoral tiene algo que ver con la parrhesia y si ésta es generadora de potencia específica

Eje dispositivo expo sin autoral: construir una muestra de la forma de producción sin autoral partiendo de la metodología del propio dispositivo

Eje educación: despejar la posibilidad de introducir una práctica sin autoral como la de CsA en la educación reglada, los cómos y sus virtudes

Eje: El Salto al sin autor y la sin obra -era el mío y yo aún no definía qué hacer-.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s